La cólera de Aquiles (parte 1)

Advertisements

Lo que voy aprendiendo

 

Lo fundamental que estoy aprendiendo es que se puede aprender.

Esto de dibujar es una cosa compleja. Posición, proporción, estructura y gesto. Todo eso hay en un dibujo y de todo eso te tienes que ocupar más o menos a la vez. Mientras estás aprendiendo puedes ir trabajando las cosas por separado.

Hacer cajas está bien para ir cogiendo lo de la posición.

Con los esqueches rápidos de un minuto o menos trabajas el gesto.

Y hay ejercicios para cada cosa.

Pero cuando haces un dibujo está todo a la vez y tienes que tenerlo en cuenta todo al mismo tiempo.

También he aprendido que dibujar no es sólo observar. Es conocer. Y para conocer hay que estudiar. He estudiado todos los huesos de la mano. Uno por uno, su nombre, su forma y cómo se conectan unos con otros. Y los tendones y los grupos musculares. Y cuanto más los estudie y más los repase mejor.

Para dibujar cualquier cosa hay que conocerlo todo. Por eso resulta abrumadora gente como Kim JungGi, que dibuja sin referencias, sin estudios previos, sin hacer thumnails ni nada de nada. El tío sabe como es todo, tiene todo en su cabeza y pone las líneas donde tiene que ponerlas.